El arte de Desaprender de Enric Corbera. ¡Qué buen título!

Nuestro amigo Emilio Molina nos ha hecho llegar un capítulo del libro “El arte de desaprender” de Enric Corbera.  Y se lo agradecemos infinito porque nos ha abierto los ojos a todo un mundo nuevo de ideas.

No veo el momento de ir a comprar el libro y devorarlo esperando que el ciclo de la vida siga su curso y depositarlo finalmente en el sitio del ingrato olvido. Aunque no tengo aún todo el libro, he de agradecer a la editorial El Grano de Mostaza que permita acceder a la introducción del mismo en este enlace: http://elgranodemostaza.com/wp-content/uploads/2015/03/extracto-de-el-arte-de-desaprender.pdf. Sin duda te quedas con ganas de más.

Aquí va mi reseña de esta introducción a la espera, impaciente, de leer el libro completo.

Verdades como puños llenas de argumentos

El autor nada más empezar inmisericorde nos muestra la cruda realidad, cito textualmente:

En la película Matrix queda muy claramente expuesto que vivimos en un programa y que creemos que este es real.

Vivimos en la Matrix. Lo demuestra una película.

No, no es una locura.  Este argumento es de peso, una película pocas veces engaña. Además este tipo de argumentos son infalibles, podríamos poner como ejemplo:

Dios es amor, la biblia lo dice. Dios es amor, San Pablo lo repite. Dios es amor, búscalo y verás, en el capítulo 4, versículo 8, primera de Juan.

Ante verdades así poco hay que discutir, tanta gente no puede estar equivocada.

¿De dónde sale esta idea?  El autor nos lo dice:

Mi experiencia de varios años de estudiar y desarrollar el árbol genealógico me ha hecho tomar conciencia de que vivimos una vida programada,…

Qué árbol genealógico, te preguntarás. Uno, un árbol genealógico, que tampoco nos vamos a poner a dar todos los detalles.

Si te haces esas preguntas es que no tienes eso que hace falta, a saber:

Puedes verlo desde una mente holística, integral, cuántica.

Pues eso, cuando tengas una mente holística, integral y cuántica vienes y lo cuentas.  Si te sirve de ayuda lo que tienes que conseguir es esto:

menteintegral

Repercusiones teológicas.  ¿Te has preguntado alguna vez que es eso del pecado original?

Lo que nos hace diferentes son los programas de nuestra alma o espíritu. A este programa le voy a llamar el programa original, haciendo una similitud con el pecado original. Si leemos las Escrituras, nos daremos cuenta de que todos nacemos con este pecado original, que vendría a ser como un programa.

Está claro que por “Escrituras” entendemos el antiguo testamento, que como sabemos es el único libro sagrado que existe.  Aquí nos da una muestra de coherencia titánica ya que está arremetiendo contra la “programación”, incluida la educacional, y basa sus argumentos en una idea adquirida por el contexto en el que ha aprendido y crecido. Un derroche de originalidad y de desprogramación.

¿Cómo se denomina el efecto de un programa?  También el autor tiene la respuesta.

A esto podríamos llamarle “destino”, “karma”, “la cruz que Dios me ha enviado”, etcétera. Yo prefiero llamarle información a procesar.

Eso porque — Explota, explotame, explo– ya estaba pillado.

Y llegamos al punto gordo del tema, las enfermedades:

Una de las causas de mayor malestar y alimento de la enfermedad es la inflexibilidad, la rigidez que impide cambiar nuestras creencias y nuestros sistemas de valores.

Nada de virus, bacterias, genes o proteínas, la causa de la enfermedad es la inflexibilidad mental.  Así que flexionen sus cerebros y cuidado con la hernias cerebrales, eso sí.

¿Qué transmite la herencia de programas perniciosos?  Joder, es que la pregunta cae por su propio peso, pero el autor nos abre una ventana infinita de conocimiento con toda su generosidad:

La Ciencia ya ha demostrado que heredamos los programas de nuestros ancestros, sus sufrimientos, sus traumas, sus formas de entender la vida; dicho de otro modo, sus creencias.  La Ciencia nos habla del radical metil (-CH3) como soporte biológico de esta información.

Ojo, lo dice la Ciencia con mayúscula, no cualquier ciencia. Y claro, no pone referencias sobe el radical metil y la transmisión de la información chunga, lo que he llamado chunguiformacion, porque son de dominio público.  Es que lo ha demostrado la Ciencia, qué más explicación hace falta.

Todo es mejor con cuántica de por medio

Leamos:

La Bioneuroemoción viene a proponer un cambio de paradigma basado en una visión holística, cuántica, de la realidad.

Si es holístico y es cuántico, además de oler bien, tiene que ser verdad.

Aquí pasamos hasta el capítulo 1 del libro, que tan amablemente ha facilitado al público la editorial El Grano de Mostaza.

En la página 38 del libro nos explica el experimento de la doble rendija.  Nos dice lo siguiente:

Se propone la siguiente metáfora:  estamos en un cine y , delante de la pantalla, a cierta distancia, colocamos un panel con dos rendijas iguales y paralelas.

Proyectamos sobe la pantalla un haz de electrones y, para poder observar lo que ocurre, encendemos las luces de la sala.  Vemos que en la pantalla queda un patrón normal, con dos acumulaciones de electrones que corresponden a las dos rendijas. Ahora apagamos las luces de la sala y volvemos a proyectar un haz de electrones. Cuando observamos la pantalla vemos que hay un patrón de interferencias de ondas con unos máximos y unos mínimos.

Es decir, que la dualidad onda-corpúsculo depende de si el experimento se realiza con la luz encendida o con la luz apagada.  Y los físicos llevaban más de 100 años intentando hacer el experimento porque no se habían dado cuenta del detalle.  No tiene nada que ver con que si no ponemos un detector detrás de la pantalla que nos diga por que rendija pasa un único electrón individual la interferencia desaparece y que si no podemos decir por la rendija que ha pasado el electrón entonces aparece tal patrón de interferencia.  Es todo una cuestión de luces encendidas y apagadas.  Este es un gran salto en el entendimiento de la física cuántica.  Así que cuando apaguen las luces de su cuarto todo se pondrá a interferir como loco, como lo oyen.

Pero la cosa no queda aquí:

Cuando observo, proyecto fotones, proyecto información; entonces se produce un colapso de onda y la energía — la luz — se convierte en materia, es decir, electrones.

Resulta que en contra de lo que pensamos nuestros ojos no reciben fotones, los emiten o los proyectan.  Somos como un X-men:

descarga

Eso sí, la emisión de fotones de los ojos solo funciona con las luces encendidas. Este es uno de los problemas fundamentales que tendrá que explicar la ciencia del siglo XXI.

Y lo del colapso de la onda, la luz, los fotones para formar electrones no viola ninguna ley física conocida. Los fotones no tienen carga eléctrica así que es lógico que se formen electrones y nada más que ellos con carga eléctrica negativa. La conservación de la carga eléctrica es una milonga que nos han vendido. Y por supuesto, nada que decir de que un fotón convirtiéndose en un único electrón viola la conservación de la energía y tal.

¡Qué gran visionario! Menos mal que este señor se está forrando con estas verdades como puños que en ningún caso pueden suponer un peligro para la salud.

Bazinga_wallpaper_by_marcio772-d48bkmq

Nos seguimos leyendo…Por Cuentos cuánticos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s