Física Cuántica, efecto observador, la realidad y tu vida.

Física Cuántica, efecto observador, la realidad y tu vida.

La materia se crea a través de la conciencia. Los pensamientos no se quedan físicamente dentro de nuestra mente, una vez emitidos, generan una emoción que viaja y se transforma según sea la información y la emoción que nuestra conciencia dictamina

Últimamente se han estado publicando algunos artículos y libros sobre el efecto de las leyes de física cuántica en nuestra vida. Esto es algo interesante y sobretodo desafiante para el cambio y desarrollo de nuestras habilidades y talentos, además de la gestión del cambio en empresas y equipos de trabajo.

Uno de los fenómenos más interesantes de la física cuántica es su interpretación de la realidad. En algunos experimentos que se han practicado, como por ejemplo el del “efecto observador” los científicos cuánticos han constatado que el universo y lo que llamamos realidad no es más que una longitud de onda, que toma forma al momento de ser observada. Y una longitud de onda es información en forma de energía la cual se convierte en materia al momento que  exista un observador que la observa.

Esto es interesante porque significa que lo que llamamos realidad no existe por sí misma sino por el observador que observa esa  longitud de onda que se colapsa en lo que llamamos realidad. Usted puede buscar en Internet en YouTube experimentos sobre el efecto observador y se dará cuenta de cómo una partícula puede ser en un momento una onda y en otro momento un punto de materia todo eso depende de la observación del observador.

Pero lo más importante del efecto observador es la implicación podría traer para nuestra vida, nuestro desarrollo y nuestra realidad.

Una de las conclusiones que podemos tomar del efecto observador es que si queremos que algo cambie en nuestras vidas o que alguien cambie, somos nosotros los que  tenemos que cambiar primero. Poniendo esto desde un punto de vista cuántico lo que podemos decir es para que la realidad sea diferente quien observa tiene que ser diferente. Eso significa que tu realidad es el fruto de tu observación de un campo de energía y de información la cual se colapsa  en cualquier cosa que te suceda en tu vida.

En pocas palabras tienes la vida que tienes por qué eso es lo que has observado. Tienes la situación financiera que tienes porque esa es la situación financiera que estás observando, tienes la salud que tienes por qué es la salud que estás observando, tienes las relaciones interpersonales ya sea con tu pareja o con tus hijos o con tus amigos porque es lo que observas. ¡Muy fuerte verdad!

Para tener la vida que quieres tener no basta con querer tenerla si no que necesitas observarla.

Entonces aquello que dice que “si quieres tu realidad cambiar quien debe cambiar eres tú primero” no está muy extraviado sólo que podríamos decir si quieres tu realidad cambiar tienes que cambiar la forma en que observas esa realidad.

Cambiar tu realidad no depende de nadie más que de ti.

La física cuántica implica que nos volvemos observadores y creadores de nuestra propia realidad. Esta es una diferencia muy grande con la física de Newton (con al que fuimos educados) en la cual sólo éramos testigos de un fenómeno causa efecto donde nosotros no teníamos mayor incidencia en las cosas que no sucedían.

Cada uno de nosotros al observar la realidad lo que hace es colapsar la longitud de onda en algo denso y material y eso es lo que llamamos nuestra realidad. Es por eso que la realidad es tan diferente para todos nosotros ya que cada uno de nosotros es un observador independiente. Mientras yo puedo estar disfrutando de una situación económica bastante holgada mi vecino puede tener problemas financieros. Mientras yo estoy sano puede haber una epidemia en el país. La realidad es así y es que mientras para unos es algo positivo y de disfrute  para otros puede ser todo lo contrario. Nunca aquel dicho fue muy cierto “nada es verdad y nada es mentira todo depende del ojo con que se mira” y es que estando en un mismo país en una misma “realidad” todos vivimos una realidad diferente mientras que unos se pueden dar la gran vida, otros simplemente no comen ese día.

¿Qué diferencia a unos de otros?, algunos podrían decir que el nivel de educación sin embargo conozco a personas con enormes niveles de educación académica que tienen problemas financieros muy serios pero también he de confesar que conozco a gente que no ha ido ni a sexto grado y están ganando alrededor de $70,000 mensuales entonces la educación como que no es tan importante en la creación de la realidad esto significa que hay algo más, hay algo que hace que una persona gane $0.10 la hora y otra gane $200 la hora. ¿Pero cuál es la respuesta a esto? Desde la física cuántica la respuesta es el efecto observador, ” la realidad se comporta dependiendo de quién la esté observando”.

Una onda de energía no se vuelve materia hasta que alguien la observa y esa observación hace que la onda se colapse en materia, en realidad por lo tanto  nuestra realidad es un efecto de nuestra propia observación.

¿Pero si no tenemos la realidad que queremos, si no tenemos la realidad que queremos observar entonces quien observa en nosotros para tener la realidad que tenemos? La respuesta es fácil así como compleja porque quien observa la realidad en nosotros es nuestro… paradigma.

Los paradigmas que forman nuestra personalidad son aquellos que observan esa realidad. Pero ¿qué es un paradigma? Para simplificar las cosas llamaremos a un paradigma un conjunto de creencias, creencias que para cada uno de nosotros se convierten en una verdad absoluta por la cual vivimos y funcionamos. Los paradigmas nos dicen lo que debemos amar y lo que debemos odiar, lo que debemos tener y lo que no podremos tener. A los paradigmas no les importa lo que queremos, deseamos o anhelamos, simplemente nos dan lo que ellos observan.

Éste conjunto de creencias son las  que observan la realidad desde nosotros. Estas creencias son programaciones que fueron introducidas en nosotros por nuestra  familia, la sociedad, la educación, los medios de comunicación, etc. estas creencias también son llamadas “programas automáticos de vida” eso significa que aunque yo quiera una realidad determinada, finanzas, pareja, salud no voy a poder obtenerlas si  las creencias en mí “o dentro de mi” no me hacen observar la realidad de la forma necesaria para obtener lo que quiero. O sea que si hay algo que quiero cambiar en mi realidad lo primero que tengo que cambiar es esa creencia en mí.

Para ello, para cambiar esas creencias que no te ayudan a obtener los resultados que quieres, se están desarrollando una serie de herramientas y paradigmas que te ayuden a hacer ese cambio como por ejemplo: Transposición cibernética, aperturas temporales, fisica cuántica aplicada al cambio, el punto cero, alineación emocional, desconexión neuronal, etc. Y es que el cambio de paradigmas es tan poderoso que cualquier situación puede cambiar de la noche a la mañana si cambia el paradigma que la sustenta.

Publicado 5th September 2013 por Hugo Ernesto Martinez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s