Balance declarativo

Por María Murillo

Tus declaraciones pueden cambiar tu vida

Ultimamente ¿cuántos sís has dicho de más? ¿cuántos nos has dicho de menos? O bien cuántos sís has dicho de menos? ¿cuántos nos has dicho de más? Te has dado cuenta si en tus conversaciones internas y externas ¿aplicas el balance declarativo?

En coaching sabemos y reconocemos la importancia y trascendencia que tiene el poder de la palabra. Es esta herramienta que nos permite estar más conscientes de cómo son nuestras conversaciones y elegir por lo tanto las palabras que realmente queremos utilizar tanto en las conversaciones con terceros como en la constante y permanente conversación interna que tenemos con nosotros mismos. Pronunciar un mutuo “sí acepto” en el altar tiene un impacto tal en la vida de esa pareja que saliendo del recinto su vida no volverá a ser la misma. Al igual que si alguno de los dos llega a pronunciar un “no acepto”. El hecho impactará por siempre su vida en varios sentidos. El poder de la palabra es así de fuerte.

El tema parece sencillo y en realidad lo es, sin embargo no todas las personas se detienen a reconocer si por la falta de balance de estas poderosísimas y simples declaraciones: si y no, su vida puede no estar avanzando, o bien tomando un rumbo no deseado.

Otro ejemplo de esto son las personas que en su vida profesional dicen que sí a todo o bien aquellas que generalmente dicen no. Las primeras viven estresados por tal cantidad de compromisos adquiridos día a día al no saber decir que no. Y decir que no, no siempre es sinónimo de negatividad, al contrario, decir que no a otros puede significar decir que sí a ti mismo, dándote la oportunidad de ser honesto con los demás, estableciendo un sano límite, respetando tus tiempos y capacidades, tu energía y tu espacio: “Porque soy una persona profesional y comprometida con las entregas a tiempo, te digo que no es posible tener listo este proyecto completo en un día y medio”, por ejemplo. Mientras que las segundas son aquellas que sin detenerse a evaluar todas las posibilidades de inmediato responden no, negándose y negando a otros la oportunidad de meterse a la prueba, de ser flexibles, de aceptar inclusive un reto y probablemente superar sus propias dudas o limitaciones.

Evalúa cuál es tu caso, nota si en hay alguna área de tu vida que te está pidiendo hacer un balance declarativo, que te permita verdaderamente sentirte más equilibrado, reconociendo por un lado tus alcances y capacidades y dándote la oportunidad de crecer gracias al uso adecuado y acertado de dos simples palabras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s