VIVE LA RESPUESTA AHORA (Neville – 15 de enero de 1968)

VIVE LA RESPUESTA AHORA (Neville – 15 de enero de 1968)

Cada hecho es un sueño hecho visible, ¡así que te invito a vivir como si tu sueño fuera ya un hecho!

Estoy convencido de que cada sueño (deseo) que me he atrevido a vivir en el ahora, gradual e imperceptiblemente ha florecido en un hecho en mi vida.

También sé, no sólo por experiencia personal, sino por la visión eterna, que los estados espirituales del alma son eternos. Que como un viajero, el hombre individual pasa a través de estados, pero los estados permanecen para siempre.

Sin ayuda de ningún hombre o gobierno, podrías perder todo lo que posees y convertirte en dependiente de la sociedad. Todo lo que necesitas hacer es entrar en el estado de pobreza. O también: sin pedir ayuda, podrías asumir la riqueza ocupando el estado. Permanece fiel a él, y descubrirás que el estado tiene su propio modo de exteriorizarse. Debes, sin embargo, dar al estado deseado ocupación.

¿Cómo ocupas un estado? Preguntándote cómo te sentirías, qué verías, oirías, tocarías, saborearías y olerías, si tu sueño fuera real. Toma tiempo establecer el escenario. Siendo la estrella de tu producción, colócate en el centro del escenario, luego permite a un amigo entrar y verte en tu nuevo estado. Escribe el guión – las palabras que él diría cuando te vea. Siente su tacto.

Vístete con la realidad del estado que acabas de crear en tu imaginación. No necesitas pedir permiso o ayuda a nadie, sino moverte al nuevo estado en tu imaginación, simplemente permanece ahí hasta que sientas su realidad. Entonces deja que la sensación siga su camino hacia el cumplimiento.

(Para ocupar un estado deseado SOLO PODRÁS ACCEDER A ÉL DESDE UN ESTADO DE NO RESISTENCIA.

Si al intentar acceder a él encuentras resistencia,lo primero que tendrás que hacer es aceptar el estado en el que te encuentras ahora, de lo contrario, establecerás un conflicto interior y una resistencia inconsciente. Solo en el momento que tomes conciencia, que aceptes completamente esta resistencia ,podrás permitir su transmutación a otro estado deseado, de paz , de equilibrio. Esto no implica, derrota, renuncia o fracaso, se trata más bien de ceder más que oponerse. ACEPTAR LA RESISTENCIA ES HABER ENCONTRADO EL PUNTO DE PARTIDA. Una vez que usted a tomado conciencia de sus resistencias, usted podrá actuar y cambiar la situación. La aceptación aquí se convierte en una acción completamente positiva ,de transmutación ,que surge de la comprensión, y distancia que tomamos ante la resistencia.)

Una amiga recientemente escribió, diciendo: “No entendiendo por qué leo la Biblia pero nunca acudo a la iglesia, un amigo trajo un grupo de misioneros de la iglesia mormona a casa para convertirme. Lamentablemente, les invité a entrar, y no importa lo que yo dijera ellos no escuchaban, sino que expresaban sus propias opiniones y no me dejaban hablar.
“Esa noche – mientras revisaba mi día – pensé en esa gente, y me pregunté cómo alguien podía dar tal amor, devoción, sinceridad, tiempo, energía y dinero, a lo que yo llamaba ‘pamplina reverente’.

Meditando en ese pensamiento, me quedé dormida y soñé que estaba en una tierra extraña y estéril, con cráteres por todas partes. Cientos de personas estaban caminando por una calle larga, dejando atrás a una chica, que estaba poseída por una voz gritona. Lo curioso es que ahí, como yo estoy aquí, yo quería ver a la chica. Cuando la vi, la piedad se derramó de mí. Me senté junto a ella, puse mis brazos a su alrededor para ofrecerle compasión, cuando de repente la voz comenzó a gritar dentro de mí. Entonces la chica se levantó y se fue completamente curada mientras yo desperté.”

A mi amiga se le mostró cuán discriminador uno debe hacerse. En el momento en que contemplas algo, te conviertes en la cosa misma que contemplas. Recreando un estado de simpatía, mi amiga entró en él. Esa noche su Padre celestial le enseñó una gran lección. Que no importa cómo uno puede estar de despierto en este mundo, nadie está exento de caer en un estado.

Blake comprendió esta verdad cuando dijo: “A partir de esto me doy cuenta de que ni el justo ni el malvado están en un estado supremo, sino que cada uno de ellos son estados del sueño en que el alma puede caer en sus sueños mortales de bien y de mal, cuando dejó el paraíso siguiendo a la serpiente.” La serpiente, la más sabia de las creaciones de Dios, es la personificación de la sabiduría y el poder de Dios. Fue él quien dijo a la mujer: “Ciertamente no moriréis, sino os haréis como los dioses, conocedores del bien y del mal.”

Entrando en un mundo de muerte, verás morir a los que no pueden seguirte – pero no a ti. En su lugar, serás restituido a un cuerpo inexplicablemente joven. Puedes dejar un cuerpo viejo, con pelo y dientes ausentes, para encontrarte en un cuerpo sano, nuevo, con su pelo y dientes intactos. Esto sé que es cierto, pues mi visión se ha abierto y he visto a aquellos que han partido de esta vida. Sé que no se han ido, sino que volverán a vestir un nuevo cuerpo joven y sano.

Ahora, a un estado se puede entrar ya sea deliberadamente o sin saberlo, pero vas a convertirte en lo que contemplas. Los sabios del mundo creen que nos dirigimos al final, pero su punto álgido ya ha ocurrido. Ya que en la cruz, estas palabras fueron dichas: “Se ha consumado.” Esta edad ya ha terminado y una era totalmente nueva y diferente – en la que nos estamos todos moviendo – ha comenzado.

Para Blake, el espacio era una mujer, mientras que todo en él era hombre, y el hombre era Dios. Blake veía el mundo como un juego de seis mil años, con una puerta que se abre al Edén cada doscientos años. Creemos que nos estamos moviendo en una dirección; sin embargo, todo está teniendo lugar ahora, y cada doscientos años un individuo puede entrar en la Nueva Era.

Permitidme ahora hablaros de una visión que la señora tuvo, la que compartió el sueño de la chica gritando. Una noche, mientras estaba repasando mentalmente su día, una larga mesa se apareció ante su ojo interior. Un juez – vestido de negro y con una peluca blanca – estaba sentado en un extremo, sosteniendo un martillo. Mirándola directamente a ella, el juez levantó el martillo, lo bajó hasta la mesa y proclamó: “El testigo incurrente”.

La palabra incurrente significa, dar paso a una corriente que fluye hacia dentro, como una esponja cuando se coloca en el agua. Esta señora ha estado condicionada por la Divina Providencia para recibir la comunión espiritual. Le guste o no, se verá obligada a recibirla, ¡pues ya está despierta! Ella le devolverá visión tras visión el paralelo de las escrituras, pues las escrituras sólo recogen la historia acabada.

Blake describió la Biblia como: “La ley divina escrita de Horeb y Sinaí”, que es el Antiguo Testamento. “Y como el santo Evangelio del Monte de los Olivos y el Calvario”, que es el Nuevo Testamento.

Cada papel concebible que el hombre podría desempeñar es abiertamente descrito en el Antiguo Testamento, pues cada individuo recogido ahí representa un estado de esta edad. El Nuevo Testamento describe la entrada en la Nueva Era. Se lee como si le hubiera ocurrido a una persona, como una biografía; pero el Nuevo Testamento recoge estados que se desarrollan en el individuo.

El poema de Blake, “El niño perdido”, recoge una verdadera revelación:

“Nadie ama a otro como a sí mismo,
y a nadie venera más.
Ni es posible al pensamiento
conocer algo superior a él.

Y Padre, ¿cómo puedo amaros más a ti
o a cualquiera de mis hermanos?”

Cuando el sacerdote oyó esto, tomó al niño por el pelo, y le gritó: “¡Qué demonio hay aquí!” Luego quemó al niño, como había quemado a los demás antes.

El niño del que se habla aquí, es cada uno en este mundo. Lo sé, porque es imposible de trascender a un ser pensante. Por lo tanto, es imposible para un ser pensante conocer un pensamiento mayor que él mismo.

Si Dios – el creador de toda vida – quiere ser conocido y amado por tí, Él debe convertirse en tí, pues Él no puede descubrir a ningún otro que Él mismo. Por eso era necesario que Dios se hiciera como tú eres – para que tú puedas ser como Él es; pues si Dios no se convierte en tí, nunca podrías conocerle.

Siendo un ser pensante, eres incapaz de conocer un pensamiento mayor que tú mismo; pues Dios – el Padre de toda vida – se individualizó a fin de que descubrieras que tú eres Él. Y porque Dios es un Padre, él debe tener un hijo. Por lo tanto, un día el hijo de Dios, David, te llamará Padre y tu verdadera identidad será revelada. No hay otra manera de descubrir tu paternidad.

Te insto a soñar noblemente. Aunque tu sueño pueda parecer imposible, invítalo a tu consciencia sintiendo que es real. Viste esta sensación como si fuera un traje de vestir, y persiste hasta que la sensación tome tonos de realidad. Haz eso, y de una manera que nadie sabe, tu deseo aparecerá como una erupción de tu pensamiento continuo.

Tu deseo se puso en movimiento cuando lo vestiste. Su apariencia no es más que una continuidad oculta que sale a la superficie. Habita en un pensamiento,en tus emociones, y te darás cuenta de que no es original. Que el pensamiento mismo es completo, y por lo tanto cada pensamiento ¡es un plagio divino!

Entra en un estado de ánimo y observa los pensamientos que vienen a tí mientras estás ahí. Si quieres ser conocido, entra en el estado de ánimo sintiéndote reconocido mientras te mueves por ahí. Luego, cuando la sensación se vuelva familiar, te sorprenderás de cómo las cosas se reajustarán y obtendrás la publicidad que deseas. Puede que no sea muy halagador, pero si realmente quieres ser conocido, lo serás.

“Lo que quiera que desees, cree que lo has recibido y lo recibirás.” Sabiendo lo que quieres, asume que lo tienes y no dejes que nadie te desvíe. Haz la voluntad de tu padre, creyendo en la sensación de tu deseo cumplido. Pruébalo, pues este sencillo principio no te fallará. Pero recuerda: tú eres su poder, ya que no opera por sí mismo. Yo puedo decirte cómo moverte a otro estado, pero tú debes moverte a él. Nadie puede hacerlo por tí. Mira, los estados son permanentes y depende de tí salir del estado en que ahora estás, si es indeseable para tí.

Un día una señora en la ciudad de Nueva York vino a verme respecto a sus problemas de estómago. Mientras ella estaba allí, hablamos de cosas más elevadas, y después del silencio regresó a su casa en Staten Island. Al llegar allí, entró en un restaurante alemán favorito y comió toda la comida que no había sido capaz de comer en años, sin malos efectos. Yo no le di a esta señora ninguna píldora. ¡Yo ni siquiera sé qué aspecto tiene un estómago! Yo simplemente conseguí que esta señora se moviera del estado en que tenía el estómago mal.

Deja el estado que contiene pobreza y muévete al estado que contiene riqueza y la riqueza tomará realidad. Esta habitación tiene realidad y sustancia porque tú estás pensando desde ella. Piensa en una habitación, sin embargo, y no es sino una sombra. Piensa en un estado y parece una mera posibilidad. Pero entra en él pensando desde el estado y es la única realidad. Blake dijo: “Si el espectador sólo pudiera entrar en la imagen en su imaginación, si pudiera hacer un amigo y compañero de su imagen, se levantaría de la tumba y se reuniría con el Señor en los cielos.”

Ahora, enterrado en un estado, tú eres un espectador de otros estados. Pero si te levantaras de tu estado actual y te enterraras en otro, lo expresarías. Si puedes ser lo que quieras ser, ¿por qué no llegar a serlo? ¿Por qué instalarse en un estado que te disgusta y discutir, cuando te puedes mover a otro estado en tu imaginación? Pero una vez que te has movido al estado de tu deseo cumplido, no seas como la mujer de Lot. No mires atrás a tu anterior estado y lo conserves, pues la sal es un conservante.

Cada personaje de la Biblia es un estado de conciencia por el que tú, un individuo, pasará, pues eres inmortal. Habiendo descendido a un mundo de muerte, pasas a través de estados, pero no puedes morir. Blake nos dice: “El roble es cortado por el hacha y el cordero cae por el cuchillo, pero sus formas eternas permanecen para siempre.”

Sal de esta vestimenta e instantáneamente entrarás en otra. El noventa por ciento de los que la dejan son totalmente inconscientes de lo que ha sucedido. Observando su paso, creemos que han muerto; pero no mueren para sí mismos. Ni siquiera reconocen el cambio, no más de lo que lo haces tú cuando estás dormido. En el momento en que te vuelves consciente de que estás soñando, despiertas. Pero si no despiertas, es porque has pasado a través de la puerta que llamamos muerte, para continuar tu sueño.

En tu sueño nocturno, das todo por sentado – hasta que comienzas a volverte consciente de que estás soñando. Si te encuentras despertando, trata de agarrar un objeto sólido, como un poste – pero no un animal, no importa cuán manso parezca ser. Sostén el objeto y te despertarás, y despertarás en tu sueño para encontrarte en un mundo que es exactamente igual de real que este.

Cuando esto sucede, no entres en pánico, ya que volverás. En cambio, si tienes algo de sangre en ti, investiga el mundo en que te encuentras, y descubrirás que la gente ahí es tan estúpida, tan ambiciosa y tan profundamente dormida como lo son aquí. Me he quedado fuera de este mundo muchas veces, para volver a encontrar este cuerpo cataléptico quizás por unos veinte o veinticinco segundos, antes de que pudiera animarlo de nuevo. Si alguna vez no vuelvo, los médicos cortarán el cuerpo para ver por qué morí. Ellos llegarán a alguna conclusión; pero si son honestos con ellos mismos, sabrán que no había ninguna razón física para mi muerte. Simplemente me fuí y no volví.

Pero mientras estés aquí, ¿por qué no vivir bien? Creo que todos estaremos de acuerdo en que es más fácil vivir cuando tenemos riqueza que cuando somos pobres. No tengo ningún deseo de tener montones de cosas, pero si algo puede ser mío por el simple acto de la asunción, ¿por qué no asumirlo? No hay poder en la tierra que pueda impedirte imaginar. Los periódicos de la mañana recogen lo que pasó, pero no te dicen la causa. ¿Quién sabe quien está soñando lo que está sucediendo hoy?

Hace dos años vi el Derby de Kentucky en la televisión. Willie Shoemaker estaba montando un caballo que era el favorito para ganar. La noche antes de la carrera, el dueño del caballo tuvo un sueño en el que vio a Shoemaker – destacado de lejos – calcular mal la línea de meta, y montar la silla para aliviar al caballo demasiado pronto.

Eso es exactamente lo que pasó. Shoemaker, un jinete verdaderamente grande, calculó mal la línea de meta, entonces – dándose cuenta de su error – no pudo conseguir suficiente energía otra vez para ganar la carrera, y por tanto la perdió. Pero, ¿quién controló el comportamiento de Shoemaker? El dueño le contó a Shoemaker el sueño antes de la carrera, y él le escuchó atentamente; luego, en el evento físico, no pudo hacer nada sobre ello. Shoemaker llevó la peor parte. Fue condenado y recibió su sentencia, que fue una pérdida financiera para él, pero Shoemaker no tuvo el sueño, ¡el dueño del caballo lo hizo!

No tienes que tener un sueño de noche para influir en el comportamiento de los demás. Puedes soñar durante el día e influirlos, ya que cada uno está contenido dentro de ti. “Todo lo que contemplas, aunque parezca fuera está dentro, en tu imaginación de la cual este mundo de mortalidad no es sino una sombra.” (William Blake)

Si cada uno está contenido dentro de ti, ¡no necesitas su permiso para ser utilizado para exteriorizar tu sueño! El dueño utilizó al caballo, al jinete y a todo el que apostó en el evento, para exteriorizar su sueño. Entró en el estado desapercibidamente, pero no pudo escapar a su efecto. Perdió la carrera de la misma manera en que lo había visionado.

Tú puedes sentarte tranquilamente y entrar en un glorioso sueño. Si es vago, tú no estás en él. Persiste hasta que entres en él, y se convertirá en la única realidad. Vive en el estado de tu deseo cumplido ahora, sabiendo que de un modo desconocido e inadvertido por tí, erupcionará para convertirse en un hecho objetivo.

Acepta el reto de las escrituras: “Lo que quiera que desees, cree que lo has recibido y lo recibirás.” Atrévete a creer que tienes lo que la razón y tus sentidos niegan. Persiste en tu asunción y se solidificará en hecho. ¡Pruébalo y ve! Y recuerda: el Padre, que se convirtió en tí te está hablando por medio del sueño y revelándose en una visión, ¡pues este mundo es su obra!

Un día dejarás esta obra, sabiendo que eres Dios Padre, que lo concibió todo. Comenzando como el único Dios, caímos como los dioses. Pero regresaremos al único Dios, pues se requiere de todos nosotros para formar el Señor. “Escucha, oh Israel, el Señor nuestro Dios, es el único Señor.”

Acepta el reto de las escrituras y asume la sensación del deseo cumplido – no sólo para tí mismo, sino para tu familia y amigos. Cuando imaginas para otro, estás realmente dándotelo a tí mismo, ya que no hay otro. Todo el vasto mundo eres sólo tú mismo empujado fuera.

Ahora entremos en el silencio.

Traducido por Javier Encina
La conferencia original en inglés es LIVE THE ANSWER NOW (01-15-1968)

http://nevilleenespanol.blogspot.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s