No te sientes bien porque el mundo vaya bien, sino que tu mundo va bien porque tú te sientes bien.

Cualquier pensamiento que erige una barrera entre lo que te gustaría tener y tu capacidad para atraerlo a tu vida es resistencia.

  1. Toma conscientemente la decisión de olvidarte de las preocupaciones: iniciarás el proceso de la reducción del estrés, al tiempo que vuelves a conectarte con el campo de la intención .En este lugar de paz y tranquilidad
    llegas a colaborar con EL CAMPO en la creación. No puedes estar conectado a tu Fuente y estresado al mismo tiempo; son dos cosas que se excluyen mutuamente.
  2. Decide conscientemente seleccionar un pensamiento que active los sentimientos de bienestar.Enchúfate a él. Piénsalo y, si puedes, siéntelo en tu cuerpo.
  3. Acepta la guía de tu Fuente de la intención.
  4. Practica el silencio y la meditación. Nada alivia tanto el estrés, la depresión, la ansiedad y todas las emociones de baja energía como el silencio y la meditación. MEDITAR EN 1 MINUTO.
  5. Valora cuanto tienes, lo que eres y lo que observas: constituye la forma más segura de detener ese incesante diálogo interior que te aleja de la alegría y la perfección de La Fuente

Wayne Dyer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s